La cultura y la tradición de Croacia están presentadas a través de los productos rurales escogidos con cuidado.
Algunos de los productos están en la lista de la UNESCO:
el corazón “licitar”, el encaje de Lepoglava, los juguetes de madera con ornamentos étnicos.